Recuperando La Corona Mágica

2 de julio de 2011 6 comentarios

Hace cuatro años publiqué en éste blog acerca de La Corona Mágica, una serie que emitió Televisión Española a finales de los 80. El motivo de aquél post era que había logrado recuperar la canción principal de la banda sonora, y lo compartía con todo aquél que quisiese escucharla.

El post tuvo una recepción que no me imaginaba. Se generó una búsqueda de información acerca de la banda sonora de la serie, e incluso comentó por aquí una de las personas que participó en su grabación. Yo expliqué que tenía la cinta de casette, pero que la había perdido tiempo atrás, y que apenas recordaba los otros temas.

Pero finalmente he conseguido recuperarla, y he pensado que tenía que ponerla a disposición de los lectores. ¡Pos supuesto! Así que lo dejo por aquí, esperando que la disfruten.

 (actualizado!)


"Ven pronto, ven, para que pueda vaciarte mi coraje en tus oídos y azotar con el brío de mi lengua todo lo que te aparta del círculo de oro con que hados y ayudas sobrenaturales querer, parecen, coronarte."

Macbeth

Las aventuras de Tintín: El Secreto del Unicornio

29 de mayo de 2011 0 comentarios
Teaser poster del Secreto del Unicornio
Tras mucho tiempo de espera tenemos, por fin, el primer teaser trailer de «El Secreto del Unicornio», la primera película basada en los cómics de Hergé de las tres previstas que llegarán a la gran pantalla de mano de Steven Spielberg y Peter Jackson. Tras esta película (si la recaudación acompaña, claro) se esperan dos adaptaciones más. El Templo del Sol y, probablemente, Objetivo la Luna.

La expectación en Europa, cuna del célebre cómic, es máxima. No es la primera película del reportero, pero si quizás la más esperada por los fans desde que se hiciera público que Spielberg tenía los derechos para llevarla acabo. El nombre de Peter Jackson y el empleo de la tecnología Weta Digital no hacen más que alimentar ésta curiosidad europea. Y los productores lo saben, por lo que se ha decidido que sea nuestro continente el primero en ver el film, concretamente el 26 de octubre (28 en España, ).

Como entusiasta lector del cómic que soy, yo también espero con ansia este título; creo que puede ser una gran adaptación. Es cierto que el aspecto visual de la película ya cuenta con mi aprobación, siendo este uno de los puntos álgidos de la adaptación. El argumento, sin embargo, me sigue preocupando.

Así hacemos Lucy Andrajos

4 de noviembre de 2010 3 comentarios
Es posible que alguno de los que están por aquí no lo sepa aún, pero desde mediados de Agosto estoy haciendo un webcómic junto a mi amigo Dan; . Ayer escribí un pequeño artículo sobre nuestro método de trabajo, y he creído que igual a alguien le puede interesar, así que lo reproduzco por aquí. Así, de paso, le damos algo de vidilla a esto...



Paseándome por el foro de veo que hay varios hilos hablando de las técnicas y métodos que usa cada webcómic. Ver como trabajan otras personas siempre me ha resultado interesante y didáctico. Hasta ahora, en , mi metodología había sido tremendamente pobre; tenía una idea, le daba dos o tres vueltas en la cabeza, hacía (o no) un boceto y lo dibujaba mediante flash o a mano. Y ya está. El comienzo de junto a ha hecho que esta mecánica cambie de manera radical.

Partimos del mismo germen; una idea. Pero a su vez, es muy diferente. Lucy Andrajos es un webcómic con historias más o menos largas; no trabajamos en el formato «tira cómica» o «página independiente». Así que la idea debe tener un comienzo, un final y un desenlace que se narre a través de varias páginas. Pero esto hay que lograrlo teniendo algo que contar, no estirando la historia como si esto fuera Naruto.

«El Robo de la Pantera Rosa» nació como una idea de tres o cuatro líneas. Concretamente, éstas:

«Ha sido robado un pastelito Pantera Rosa... pero no es pastelito cualquiera. Es el último Pantera Rosa original, fabricado con auténtica maquinaria Tibetana. Además, dicho pastelito puede servir para convocar a McFlyaroth, un demonio de proporciones gigantescas capaz de viajar al pasado. Detrás de todo esto se encuentra Igor Lemurovich, un supersoldado atómico comunista. Justo en el momento de la invocación, Lucy y Prometeo encuentran al villano, viajando los tres en el tiempo hasta el 9 de Noviembre de 1989, la noche de la demolición del muro de Berlín. Un posible final sería que...»

No pongo los finales posibles para no spoilear a nadie. Sirva como curiosidad que en mi cabeza, antes de llamarse Lemurovich se llamaba McLemur, y que la idea de que McFlyaroth fuese un enorme pollo fue de Dan. ¿Que a quién se le ocurrió que llevase un chaleco como el de Marty McFly? Ahí me anoto el punto yo.

Una vez presentada la disparatada idea a Dan, que éste diera el visto bueno y retocáramos algunas cosas, procedí a elaborar un guión detallado. En este momento creé los diálogos y estimé el número de páginas que conllevaría contarlo todo. Después se lo envié a Dan, y decidimos que eran demasiadas páginas para ser nuestra primera historia. Quitamos escenas, replanteamos situaciones y volví a reescribir el guión. Dan dió sus ideas y le dimos los últimos toques a lo que se convirtió en el guión definitivo de «El Robo de la Pantera Rosa».

Luego viene el proceso de dibujo, que sólo he podido contemplar en la distancia, pues es territorio exclusivo de Dan. Yo me conformo con aportar, de vez en cuando, alguna idea para los planos, las expresiones de los personajes... cosas así. Prefiero dejarle trabajar a él, que sabe bien lo que se hace. Primero repasa el guión de la página y hace un boceto con la distribución de las viñetas. Me lo envía y yo, en muy rara ocasión, le doy algún consejo al respecto. Una vez establecido como va a ser la página, se pone a dibujar. Yo, mientras, me entretengo jugando al Fifa o viendo Dexter. Es un trabajo duro, pero alguien tiene que hacerlo.

Dan crea el dibujo y, además, lo colorea. Ésto es importante; como yo no lo hago debo decir que me encanta el color que tiene nuestro webcómic, y creo que le da mucha personalidad. Una vez está la página lista, yo me encargo de colocar los textos (no sin antes repasarlos y hacer algún cambio de última hora si es preciso). Creo los globos, pongo los textos y las onomatopeyas... y tengo el inmerecido privilegio de ser el primero en ver la página terminada. Se la envío a mi compañero y, si éste da su visto bueno, la subimos a Subcultura. Los lunes, por supuesto.



Y después viene la parte más satisfactoria, que es ver que, al menos a unos pocos, os gusta lo que hacemos y creéis que vale la pena. ¡Muchas gracias a todos! Y como diría Dan... ¡sois un público excelente!

- Los 4 fantásticos, Reed Richards, ¿Es verdad que su cuerpo se estira? Todas sus partes, ya sabes como...
- Ya sé por donde vas. En realidad nunca tocábamos ese tema en aquella época ¿Sabes? Era el código de los cómics de entonces.
Mallrats

El Hundimiento: los últimos días del chanantismo

1 de noviembre de 2010 4 comentarios

El Vengador Enmascarado, buen amigo mío y conocido de éste blog, me pasa un póster que refleja su parecer acerca de Museo Coconut, el programa recién estrenado de Joaquín Reyes y el resto de los chanantes. Debo decir que me lo mandó ayer, antes del estreno, por lo que veía venir desde hace tiempo que, a pesar de lo que dijeran ellos, Museo Coconut no está a la altura de La Hora Chanante y, ni siquiera, de Muchachada Nui. Yo, por mi parte, debo decir que apenas he podido ver una parte de la nueva serie de la Neox y me ha parecido floja, muy floja.

¿Y tú qué opinas? ¿Ha comenzado el declive del chanantismo? 

- ¿Quién eres?
- Tu peor pesadilla.
Batman

La receta del éxito

20 de octubre de 2010 4 comentarios
Sexo, violencia y personajes excéntricos son, a día de hoy, tres de los ingredientes fundamentales si una serie de televisión desea tener éxito. El primero de ellos puede ser mostrado en mayor o menor medida (como las apasionadas cópulas que se suceden un episodio sí y otro también en True Blood) o, directamente, exhibirse de manera explícita (Espartaco: sangre y arena quizá sea el mayor valedor de esta fórmula).

La violencia tiene también diferentes grados y tipos de manifestación; podemos observar como Dexter Morgan atraviesa el corazón a un pedófilo de manera limpia y clara, para minutos después descubrir en la misma serie un cuerpo decapitado… o una mujer desangrada en una bañera. Y si hacemos zapping y ponemos Starz igual nos encontramos con un gladiador descuartizando a su oponente en la arena, provocándole hemorragias exageradamente abundantes mientras éste grita de dolor. En slow motion, además.


 Pero no hay sólo violencia física; también existe en parrilla la historia de un profesor de secundaria que debe pluriemplearse para poder llegar a final de mes con su esposa embarazada y su hijo discapacitado… cuando le diagnostican un cáncer de pulmón que terminará con su vida en dos años (Breaking Bad).

Los protagonistas de las series estadounidenses han dado un giro tajante; primero mostraron gente virtuosa que rozaba la perfección. Después, esto dio paso a un acercamiento hacia el público y los protagonistas comenzaron a humanizarse. Y ahora dan un paso más allá y se radicalizan: asesinos en serie, vampiros, gladiadores, profesores que fabrican anfetaminas… vale casi cualquier cosa. Los personajes se oscurecen y se envuelven en un halo noir que, si bien recuerda un poco al de Humprey Bogart en «El Halcón Maltés», trasciende lo negro para convertirse en algo más oscuro.

Ésta nueva concepción se mezcla con géneros de éxito como el policiaco, el histórico o el fantástico, dándoles un nuevo matiz más violento y atractivo que consigue arrastrar consigo grandes audiencias en todo el mundo. Pero su nacimiento está localizado donde casi siempre, en los canales privados de Estados Unidos. Tan conservadores para algunas cosas y tan liberales para otras. ¿Tendrá, quizá, esto algo que ver con su éxito?


Atrás quedan los años de oro de las comedias de situación: I love Lucy, La tribu de los Brady, Los problemas crecen, Cosas de casa… hoy en día parecen tan desfasadas que sólo nos provocan risa (aunque muchos canales intenten re-emitirlas, convirtiendo la TDT en algo similar a un museo de la televisión). No digo que las sitcom estén muertas ni mucho menos; aún tenemos ejemplos recientes de ellas como Cómo conocí a vuestra madre, Me llamo Earl, Rockefeller Plaza o Malcom in the Middle. Lo que sí parece evidente es que están en franco declive. La radicalización llega incluso a éste género, aunque de manera débil. ¿Habéis visto Modern Family?

Llegó, hace unos años y también con sutileza, a la animación. Y nos trajo series como Los Simpsons, South Park y Padre de Familia, que rompían con violencia y satisfacción todos los clichés imperantes hasta el momento en cuanto a los dibujos animados. Y más tarde llegó Futurama, bendita sea.

Parece ser, pues, que la receta del éxito televisivo está escrita y demostrada, y que por lo pronto sólo se escapan de ésta oscura influencia algunos géneros como el de la ciencia-ficción. La pregunta no es si esto es bueno o malo (las audiencias hablan y dicen que es tremendamente bueno). La pregunta debería ser… ¿Cuánto va a durar?

Adicto a la adrenalina, adicto a la violencia... cargarse a un tío así, mientras grita y se ahoga en sangre y el experimento sería como un regalo, la muerte de un guerrero.
Crank, veneno en la sangre

Mickey Mouse y su instinto suicida

18 de julio de 2010 2 comentarios
Sabía desde hacealgún tiempo que Mickey Mouse, ese adorable ratón con pantalones y un perro por mascota que es insignia de Disney, había tenido una época oscura. Muy oscura. Su apacible vida de roedor se vería truncada al perder el amor de su querida Minnie, quien le dejó por otro... por otro ratón, supongo. Hundido por el dolor y sin poder soportar dicha pérdida, Mickey optaría por el camino más radical; quitarse de en medio.

Aviso de que se trata de un documento escalofriante que puede cambiar la idea que (casi) todos tenemos de él.

Viñeta 1: Vaya, nunca pensé que Minnie pudiera enamorarse de algún otro. ¡Aún no puedo creer haberla visto besando a ese tipo, Slicker! ¡Mis ojos deben haberme engañado!
Viñeta 2: ¡Todo el mundo parece feliz! ¿Por qué el mundo tiene que estar encima mío?
Viñeta 3: Oh, ¿de qué sirve? Ella no se preocupará más por mí. ¿Para qué voy a vivir? ¡Sin Minnie yo poría acabar con todo!

Viñeta 1:¿De qué sirve? Desde que Minnie se enamoró de ese Slicker estoy perdido. ¡Soy como un barco sin marinero, así que puede ser que también vaya a la deriva hacia el más allá!Viñeta 2:Adiós, Minnie. Adiós, mundo cruel. Uno, dos...
Viñeta 4:¡Creo que tiene razón en eso!

Viñeta 1: ¿De qué sirve? ¡No puedo quitarme a Minnie de la cabeza!. ¡Simplemente no puedo continuar sin ella! ¡Este es mi río!Viñeta 2: ¡Adiós, Minnie! ¡Adiós, mundo cruel!
Viñeta 4: Un polizón, ¿eh? Bien. No has recibido ninguna publicidad de este viaje. ¡Está en el agua para tí! -- ¡Ayuda! ¡No! ¡No! ¡No, por favor! ¡No puedo nadar! ¡Me ahogaré!

Viñeta 1: Sin Minnie todos mis sueños se convierten en pesadillas. ¡Encenderé este gas y lo terminaré de una vez por todas!
Viñeta 2: ¡Adiós, Minnie! ¡Adiós, mundo cruel!
Viñeta 3: ¡Ah, gas gratis para mi globo!
Viñeta 5: ¡Ayuda! ¡Creo que me han disparado!

Viñeta 1: ¡Caramba, estoy seguro de que estoy pasando un mal momento intentando ponerle fin a mi vida! ¡Espero que este yunque no flote!
Viñeta 3: ¡Oye, pez! ¿Cómo está hoy el agua? -- ¡Brrr! ¡Fría como el demonio!
Viñeta 4: ¡Supongo que mejor esperar a mañana entonces! -- ¡Por favor! ¡Mis nervios!

Viñeta 1: Sin Minnie, el mundo entero parece en mi contra. ¡Pero mis penas acabarán pronto!
Viñeta 3: Supongo que pensáis que estoy loco. ¡Bien, he debido estarlo para pensar en ahorcarme! ¡Cuando miro en vuestras caras sonrientes me siento avergonzado!
Viñeta 4: ¡No es un viejo mundo tan malo después de todo! ¡Necesité una ardilla para demostrar lo loco que estaba!


No tengo constancia absoluta de que la última tira pertenezca a lo que me gusta llamar "saga del suicidio frustrado de Mickey", pero parece más que probable que se trate de la conclusión de la misma. Si quieres ver la historia completa, incluyendo la infidelidad de Minnie, .

Actualizado: Añadidas nuevas tiras y una recopilación de toda la historia en una misma imagen, justo aquí debajo. En inglés, claro. Y queda confirmada que la conclusión es la que puse unas lineas más arriba.



































Ojalá la vida fuese un poco más como en el cine. Quiero que un ángel venga a mi como le ocurre a James Stewart en que bello es vivir y que me quite esa idea del suicidio.
Prozac Nation

Felicidades, Goonies!

7 de junio de 2010 1 comentarios
Hoy hace exactamente 25 años que se estrenó The Goonies. Pero ésta vez no voy a escribir un post enorme hablando de las virtudes de la cinta de Richard Donner . Me conformaré con poner una imagen bien grande de mi póster favorito (el cual tengo en mi habitación) y, por supuesto, el Goonies R' Good Enough de Cindy Lauper.






Y antes de despedirme quiero lanzar un grito desesperado de auxilio; con la plantilla nueva, el blog no muestra los nombres de los comentaristas. ¿Alguien podría ayudarme con ésto?

¡Os daré una que cuando despertéis vuestra ropa estará pasada de moda!
Los Goonies